Un poco menos rico y un poco más idiota

Leo en el blog de Manu, sobre la aplicación “I am Rich” (Yo soy rico) que estaba a la venta en la App Store y que no sirve absolutamente para nada. Pero no es que se engañase a la gente, se decía claramente que la aplicación no tenía ningún uso, más que el de fantasmear con tus colegas que tienes tanta pasta que puedes gastarte 799 eur ($999.99, el máximo precio permitido para productos en App Store) en una aplicación que no sirve absolutamente para nada.

I am Rich appApp Store la ha retirado de la tienda, pero en el tiempo que estuvo disponible, 8 personas la compraron (aunque a 2 de ellas pidieron que se les devolviese el dinero). Esto demuestra que hay gente para todo, y que además tiene demasiado dinero.

El inventor de la aplicación, el alemán Armen Heinrich dijo: “Descubrí que algunos usuarios se quejaban por los precios de las aplicaciones para el iPhone que costaban sobre 99 centavos. Lo considero arte. No esperaba que mucha gente lo comprara ni tampoco todo el alboroto que se ha creado a su alrededor”. El espabilado de Heinrich es también el autor de Calc Pro, una copia de la propia calculadora que viene por defecto en iPhone pero con menos funciones que se vendía por 3,99 eur. Me imagino que después del éxito de esta aplicación fué cuando decidió sacar I am Rich a mayor precio.

En realidad no tengo nada en contra de Heinrich, ya que ni siquiera es el primero en tomar el pelo a la gente, os acordáis de “Save Toby“?

Via Manu Montilla y Applesfera

Anuncios