Innovadora tecnología ecológica que no lo es

Hoy en día, la palabra ecológico, eléctrico, híbrido o similar es la palabra de moda. Es el nuevo light o bio. Las compañías lo utilizan todo lo que pueden para darse publicidad, para que se hable de ellas, ya que a primera vista puede parecer que de verdad contribuyen al medio ambiente o son una innovación tecnológica. Pero en muchos de los casos, si prestamos atención, vemos que en realidad se hace un mal uso de esa tecnología, que ni es innovadora ni ecológica, pero a quién le importa con tal de conseguir notoriedad?

Se me ocurren millones de ejemplos, el más fácil, el del Toyota Prius (que significa adelantado a su tiempo), se vende como un coche híbrido innovador y por su puesto ecológico, porque combina un motor de gasolina con baterías. El caso es que el motor del Prius, es poco eficiente (al igual que las baterías de hidruro de niquel-metal que dejamos de usar en los móviles hace años) y coches como el Mini Cooper o el Fiat Panda son más ecológicos, ya que las emisiones de CO2 son menores además de costes de producción, reciclaje, etc, según demuestra un estudio de la universidad de Cardiff.

El último caso, el de la revista Esquire. Para celebrar su 75 aniversario, la revista tendrá una portada de papel electrónico (de los mismos fabricantes que el Amazon Kindle) normalmente asociado a tecnología ecológica, ya que no se necesita papel y que en realidad es una buena idea, sólo que en este caso, utilizarlo sólo para la portada, cuyo contenido será estático (aunque las palabras se muevan o pongan un vídeo, el contenido no se actualizará), y en cuya contraportada irá el anuncio del último SUV de Ford es un buen ejemplo de tecnología mal utilizada con tal de conseguir notoriedad.

Via pjorge

Anuncios