El misterioso caso de la taza desaparecida

Como soy muy chunga y me duele gastarme dos libras en un cafe de la oficina (que sera Starbucks, pero joe), me traje una taza y cafe soluble para poder prepararme un cafe con leche como Dios manda sin que me quede en numeros rojos.

Bueno, pues me prepare un cafe en mi super taza, que ademas era muy chula, la deje en la cocina para lavar y al dia siguiente veo pasar a una rubia que lleva mi taza… como me parecia un poco mal saltarle encima y gritar como una loca “Esa es mi taza, esa es mi taza”, pues pense que cuando la terminase de usar, la taza volveria al armario de las tazas, que es su habitat natural.

Pues NO. Creo que la rubia la tiene secuestrada en su casa, pero claro en este pais hay muchas rubias y yo no consigo recordar cual de todas era.

Me planteo ir a un “Diario de Patricia” a ver si alguien sabe algo de mi taza, snif snif…

Anuncios